DESTIERRO DE LA TEOLOGIA

La cultura contemporánea condena a los teólogos al destierro porque no comparten las grandes inquietudes de la sociedad actual…
$13.00
La cultura contemporánea condena a los teólogos al destierro porque no comparten las grandes inquietudes de la sociedad actual, porque se ocupan, a su entender, de cuestiones periféricas. Por otra parte, se les reprocha su falta de libertad de pensamiento, su sumisión a la Escritura y a la autoridad eclesial. La marginación y el destierro no son el destino ineludible de la Teología. Las dificultades presentes no llevan necesariamente a la desesperación o a la deserción: podemos vislumbrar un futuro mejor. El retroceso sociológico del cristianismo en Occidente no afecta necesariamente a la vitalidad de su pensamiento. Eso es lo que afirma el conocido teólogo francés Christian Duquoc, que analiza con perspicacia las causas de la penosa situación de la Teología hoy y da pistas transitables para dejar definitivamente el exilio y participar como una voz más en el debate público contemporáneo.