LLAMADOS PARA SER ENVIADOS #4

La respuesta vocacional es pobre actualmente no porque haya crisis de vocaciones, sino porque nosotros estamos en crisis, porque no está suficientemente animada por la conciencia de sentirse llamados para una misión
$11.60
La respuesta vocacional es pobre actualmente no porque haya crisis de vocaciones, sino porque nosotros estamos en crisis, porque no está suficientemente animada por la conciencia de sentirse llamados para una misión y de sentirse enviados a los demás. Esto se consigue con una pastoral vocacional pascual-misionera que considere unas actitudes de fondo, un objetivo que se pretende conseguir (ser creyentes responsables), un estilo educativo sugerente y claro que presente la propuesta cristiana y un recorrido pedagógico con las etapas específicas que ayuden a transitar por este camino: Dios nos llama porque nos ama; El Dios-que-llama crea a la persona responsable; El Dios-que-llama nos envía a los otros; El Dios-que-llama nos confía una misión. Se ofrece un itinerario de reflexión para ayudar a los jóvenes y a los educadores a profundizar en la identidad juvenil actual de nuestro mundo y en la dimensión vocacional-misionera.
 
Amedeo Cencini es sacerdote canosiano, licenciado en Ciencias de la Educación de la Universidad Salesiana y doctor en Psicología de la Universidad Gregoriana. También es profesor de Pastoral vocacional en la Universidad Salesiana, y consultor de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.
 
Product tags